Las nuevas caras de la derecha - Enzo Traverso


peso: 16,3 MB formato: PDF
editorial: SIGLO XXI
pag: 320

Enlace: Google Drive o Mediafire 

Resumen:
Un fantasma recorre el mundo de hoy, y sin duda no es el comunismo, sino una nueva derecha que gana espacios en Europa, los Estados Unidos y América Latina y que, ya sea por rechazo o perplejidad, casi nadie entiende. El historiador Enzo Traverso –genial analista de las ideas contemporáneas– pone la lupa sobre las nuevas caras de la derecha que, atentas a las fluctuaciones de la opinión pública, jugaron como nunca antes la carta de la institucionalidad democrática y de los valores republicanos para conquistar a los electores. En pleno ascenso, estos movimientos supieron descartar sus rostros más violentos y “cambiar de piel”, embanderándose con la defensa de los sectores populares y un ideal de nación amenazada, que ve al otro (el inmigrante, el pobre, los jóvenes de barrios periféricos) como responsable de la crisis económica y social.
En un lenguaje accesible para todos y con enorme osadía política, Traverso traza en este libro una guía imperdible acerca de la “nueva derecha”, así como de su correlato: el vacío de poder del sistema de partidos tradicionales, que han perdido sus bases sociales y también sus discursos identitarios. Así, reconstruye las paradojas de un escenario en que líderes como Emmanuel Macron o Donald Trump se valen de sus carismas personales o mediáticos –y, muy especialmente, de los defectos de sus adversarios– para ascender sin necesidad de demostrar méritos propios.
A lo largo de estas páginas, que comienzan con un prefacio escrito especialmente para la presente edición considerando el contexto de América Latina y en especial de la Argentina, Traverso desmenuza las palabras que solemos utilizar para describir los fenómenos políticos y propone nuevos nombres para nuevas realidades. El resultado es una formidable descripción de un mundo en plena transición y el esbozo de una salida posible, bajo la forma de un populismo de izquierda capaz de defender el bien común sin mesianismos.


Comentarios